• 7 NOTICAS TLAXCALA

DESDE FINALES DE JULIO, DESCENSO GRADUAL EN EL PORCENTAJE DE CASOS POSITIVOS DE COVID-19 EN TLAXCALA

A partir de la semana epidemiológica 30 que comprendió del 19 al 25 de julio pasado, comenzó un descenso paulatino en el porcentaje de contagios de Covid-19 en la entidad y hasta la semana 34 que concluye el próximo sábado se registra una reducción del 43 por ciento, dio a conocer el titular de la Secretaría de Salud (Sesa), René Lima Morales.

De mantenerse esta tendencia, la entidad podría pasar del color naranja al amarillo en el semáforo epidemiológico que aplica el gobierno federal para medir el comportamiento de la pandemia del nuevo coronavirus, sin embargo, el funcionario advirtió que esto solo será posible si la población en general no relaja las medidas preventivas contra el patógeno.

Por ello, evitó establecer una fecha tentativa para que Tlaxcala pase al color amarillo, pues también explicó que el comportamiento de una pandemia sanitaria es impredecible y si esta semana se registra una disminución de infecciones para la siguiente podría ocurrir un rebrote que obligaría a la entidad a regresar al color rojo en el semáforo epidemiológico. En rueda de prensa, informó que hasta este miércoles han sido aplicadas 16 mil 332 pruebas diagnósticas de Covid-19, de las cuales 5 mil 753 dieron positivo (50 más que el día anterior), 9 mil 961 negativo y 618 están a la espera de resultados; en tanto que 878 personas han fallecido (siete más que el pasado martes) a causa de esta enfermedad.

Resaltó que 22 municipios son los que presentan el mayor número de defunciones, entre ellos Tlaxcala capital se mantiene como el de mayor cantidad con 106 casos y le siguen Chiautempan, con 74; Apizaco, con 71; Huamantla, con 46; Contla de Juan Cuamatzi, con 39; y Zacatelco con 38.

Lima Morales resaltó que la tendencia de casos positivos “ha tenido un descenso notable, incluso podemos decir que el número de contagios ha disminuido”, como resultado de diversos factores, a partir de la semana epidemiológica número 30.

La semana 29 –entre el 12 y 18 de julio pasado–, recordó, fue la que registró la mayor incidencia de positividad y a partir de la siguiente, “hemos tenido un descenso gradual, al principio muy lento entre la 30 y la 31, que fue hace tres semanas o un mes, pero a partir de la 32 empezamos a notar un descenso importante en cuanto al número de casos positivos”.

Cabe referir que en la rueda de prensa del miércoles pasado, el titular de la Sesa informó que el porcentaje de descenso en el número de pruebas que dan positivo a Covid-19 en la entidad era de entre el 25 y 30 por ciento, y que debería llegar y mantenerse por debajo del 50 por ciento para considerar que ya era una tendencia a la baja.

Este miércoles, indicó que Tlaxcala está “en un descenso aproximadamente del 43 por ciento del caso más alto. Hay que tomar en cuenta varias cosas para poder decir cuánto descendimos o cuanto ascendemos tenemos que tener una base y la esta es el día cero, cuando fue el primer caso, y nuestro punto más alto que fue cuando se presentaron más casos, con respecto a eso es el 100 por ciento y de ahí vamos calculando el descenso. A la semana epidemiológica que es la que estamos viviendo tenemos aproximadamente una disminución del 43 por ciento”.

Pese a esta tendencia descendente, el titular de la Sesa no se aventuró a fijar una fecha aproximada para que la entidad pase al color amarillo del semáforo epidemiológico, “porque, como son fenómenos biológicos, si el día de mañana, por alguna causa, hiciéramos una fiesta grande y tenemos más de 100 personas y no nos cuidamos, esas 100 personas van a llegar a sus domicilios contagiar a alguien más y vamos a tener un brote, el famoso rebrote”.

Esos rebrotes, abundó, van a cambiar la incidencia de casos nuevos en un espacio de tiempo y entonces, en lugar de pasar a amarillo podríamos regresar a rojo, lo que implicaría medidas más restrictivas.

Lima Morales resaltó que el descenso de casos positivos, obliga a la Sesa a replantear la estrategia para enfrentar la contingencia sanitaria que consiste en la búsqueda de población vulnerable a través de las “Brigadas Cuídate” y las jurisdiccionales; en el primer caso, precisó que el número de equipos ha incrementado en un 50 por ciento y en el segundo en un 25 por ciento.

Esta estrategia, abundó, implica también “dar un paso adelante” que consiste en “que todos los demás sectores, no solo salud, sino los demás sectores de gobierno, los demás sectores sociales y sobre todo la población, trabaje en conjunto con nosotros para que tengamos un avance importante y ellos tengan toda la capacitación e información necesaria para romper cadenas de contagio”.

Previamente, el funcionario insistió en una serie de recomendaciones médicas generales hacia la ciudadanía, como el tomar el tratamiento TNR4 de manera oportuna en las personas que presenten síntomas relacionados con el Covid-19 o que acudan al centro de salud más cercano a su hogar; no suministrarse esteroides ni automedicarse.

Buscar atención médica hospitalaria oportuna cuando se presente dificultad para respirar; no salir de casa a menos que sea estrictamente necesario; mantener la sana distancia en espacios públicos; si acudes a realizar algún trámite o compras procura acudir sin acompañante y realizar limpieza y desinfección constante en casa.

Para quienes deben hacer uso del transporte público, las medidas que tienen que aplicar, apuntó, son al toser o estornudar hacer uso de la técnica de etiqueta; mantener distancia entre usuarios y si la unidad tiene asientos designados para sentarse, no hagas uso de los otros.

Asimismo, evitar tocar la cara; lavar con agua y jabón o gel antibacterial las manos antes y después de haber estado en una unidad del transporte público; usar cubrebocas y si la unidad va llena o empieza a llenarse es importante, como usuarios recordar a choferes las disposiciones oficiales para que no suba a más personas de las que puedan ir sentadas.

#Estatal #Salud

0 vistas0 comentarios